¡El primer viaje sola, sin la familia! La emoción y la alegría superan a los nervios, pero las mariposas en la tripa le recuerdan que también sentirá nostalgia. Serán varios meses lejos del hogar.

Así que para este viaje tan especial era necesario un amuleto, un ancla, que le recuerde su casa y que le acerque a los que más quiere en los momentos de morriña.

Una cadena con un colgante de HOOP silver por cada uno de la familia: Mamá ha elegido el aro Edge HOOP, Papá el aro Beat HOOP y su hermano el arito Square HOOP. Para ella han elegido el aro Braid HOOP, su preferido.

Ahora los llevará a todos con ella y da igual lo lejos que esté.