«Estos anillos son tan cómodos que ni me los quito para trabajar». Ana es ceramista y lo tiene claro. Los anillos de HOOP silver son muy livianos y casi ni los notas cuando los llevas puestos.

 Le encantan porque son unos anillos perfectos para llevar a diario. Confortables y que llaman la atención por su sencillez. 

Y ¡quedan tan bonitos! Son finas líneas brillantes que estilizan los dedos, dándole un toque de luz a sus manos.

Anillos atractivos, ligeros y sofisticados que se adaptan a todos los estilos.